lunes, 4 de marzo de 2013

madrugada fría...

Y cuando levanto la mirada
en el horizonte sólo queda la tinta reseca.
Los cuerpos templados, aún vivos, lamen sus heridas
las tarjetas electrónicas han ganado la última batalla
entre los brokers y los jakers.
Los que pasan hambre buscan
entre los últimos restos de un festín
que dicen que duró demasiado tiempo.

Las amantes acunan hombres con los ojos grises y vacios
la noche, la niebla y el frío
ya no tienen nada de poético ni melancólico.

El reloj da doce campanadas y la gente engulle sus hipotecas
sin mirar de reojo el plato con uvas peladas.

Los ladrones han dejado de robar
para, también, apuntarse al paro.

Los sobres repletos de billetes podridos
están en los sueños de los más pobres y de los más ricos.
Seguramente por razones diferentes.
Peró ahí están.

Los poetas se arañan en los silencios de sus versos blancos.

La luna está llena
pero ya nadie se da cuenta.-


posdata:  y a pesar de todos los versos más lúgubres y tristes siempre tendré una sonrisa cada vez que recuerdo tus besos. Incluso esos que aún no te di.-

domingo, 4 de noviembre de 2012

Mis silencios...

Mis silencios no tienen palabras escogidas
no guardan rencor
no buscan regodearse en las heridas.
Mis silencios no son recuerdos perdidos ni olvidados
no son bocados al viento.
Mis silencios no los comparto
ni los esparzo en el mar del Sur
cuando viajo sin moverme de esta silla.
Mis silencios me arropan
cuando al alba el frío atrapa mi cuerpo
y de nada vale un fuego de madera reseca.
Mis silencios no son tus silencios
pero tus recuerdos se quedaron junto a mis versos
para siempre.
Envueltos en el aroma de una rima sin fin
atados a la tinta de una pluma
que vuela entre las callejas
perdida buscando tintero y papel.

Mis silencios alcanzaron el aullido silencioso
cada vez que hay luna llena
y cuando no está llena
procuro dibujar una con sonrisa perdida
sobre el cristal de mis deshielos
en las noches de este invierno
que dura cien años largos.

Mis silencios duran desde tu aquel grito sincero.
Adios fue el comienzo de un verso hueco
de una niebla espesa
que impide que vea el horizonte
al otro lado de mis viejas lentes.

Mis silencios no son tus silencios
y sin embargo te espero desde lejos.-


el vecino del 4º

posdata: hasta el agua que cae sin cesar me recuerda que entre el ruído y el silencio tu risa se esparce como el viento...

domingo, 21 de octubre de 2012

Sin saber bien qué...

En sus manos la tinta cae
como en saco roto
como en precipicio sin fin.
En sus bolsillos vacíos
los poemas se amontonan
con ganas por salir 
todos al tiempo
sin pedir permiso.
En su alma el eco de la nada
se ha instalado por un tiempo
y en las tripas eso duele. 
En los recuerdos
la sal se alían con el vinagre y la hiel.
Las lágrimas buscan rincón
para llenar un hueco.
Lame sus heridas
sin querer sanar.
Sin saber bien qué
algo ha pasado.
Entre la poesía y las musas
la música suena a blus.
Los silencios se arrastran
junto a las corcheas que se agolpan.
Sólo le quedan las teclas blancas
de un piano a medias.-

el vecino del 4º

posdata: la peor posdata es aquella que no se escribe. 


jueves, 5 de julio de 2012

paciencia poética.-

Sus besos son  como un leve aleteo
de los sueños más perseguidos
como el rumor del viento cubierto de algodón
como el azúcar envuelta en toda la canela del universo
y van adentrándose entre los pliegues de la imaginación
y el aliento de la madrugada.
Sus besos abren una ventana en el muro de los silencios
y cuando se convierten en palabra
saltan a las hojas para acomodarse como versos eternos.

Sus besos, imaginados, siempre imaginados
caminan como gigantes entre los gigantes
invisibles entre las gentes de las ciudades
arropados por las partituras milenarias
escritas en el invisible mundo de los tiempos imaginarios.

Sus besos, son imposibles entelequias
que perseguiré por los siete mares
más allá de las lunas lejanas
dibujadas en papel de seda
en noches de insomnio.

Atrapar tan sólo uno de ellos me vasta.


El vecino del 4º
posdata: por un beso el universo entero...

jueves, 7 de junio de 2012

Para vos.-

Te arrojo un poema 
sobre las sábanas del viento
como quien arroja tormenta
sobre el desierto seco y estéril
te mando unas palabras que ya nadie usa
como quien escribe
sobre sobre el agua de un río salvaje
te busco entre la selva de ladrillos
a la vuelta de cualquier esquina
como cuándo se sabe
que no habrá manera de encontrar nada.
Te sigo a ciegas
tras las huellas que nunca dejas en las aceras
como cuándo encontrar lo que buscas
es lo que menos deseas.
En toda esta tormenta de viento, arena y finanzas
hace tiempo que el corazón me palpita
como una caja registradora
y el saldo siempre es el mismo.
La banca rota y tu no estás para hacer las cuentas.-

posdata: yo también me hipotequé sin pensarlo tres veces...

el vecino del 4º.
en días de rabia, indignación y poemas que suenan como deudas eternas...

sábado, 26 de mayo de 2012

de primavera en primavera...

De primavera en primavera
hasta que el cuerpo aguante
me quede tinta en los bolsillos
y papel entre el horizonte y mis huellas.
De primavera en primavera
arañando palabras a los duendes
escondiendo sonetos a los maestros
y dibujando sobre las sábanas del sábado
las promesas de los viernes.
Y ahora que las arrugas van dibujando
sobre el aliento y el resuello
los malos y buenos presagios
caminaré más descalzo que nunca
para  que cuando llegue el verano
mis pies sean más duros que el acero.
Entre primavera y primavera
los besos no llegan a tiempo
pero quedan a la espera.
Muchacha de noches eternas y ojos como banderas
escupe al horizonte tus miedos
que el desierto arrastra la arena y las tristezas
más allá de lo necesario.
Ahora que las flores revientan como granadas
sin salpicar tus pisadas.
Desnuda tu alma si puedes
y sube por las escaleras.
Estoy dónde nací mil veces
en mi último poema
en mi último verso.-


el vecino del 4º

posdata: los poemas nacen, crecen, se desarrollan y nunca se van de tus manos...

viernes, 27 de abril de 2012

Tierra sobre el cielo.-

Entre la tierra y el infinito
me sobran los poemas para buscar tus ojos abiertos
me sobra tiempo para saborear tus silencios
me sobra tinta para nadar entre tus recuerdos
me sobran todo entre la nada y el alba.
Ahora que parece que estoy lejos y dormido
ando sobre las nubes y cabalgo casi desnudo
más cerca de lo que parece
más atento  y más al alcecho.
Ahora que los números lo inundan todo
son las letras mis banderas.
Entre la tierra y el infinito
tus huellas se han grabado en mis entretelas.
Mueve tu sombra para hacerme un hueco en tu agenda.
Ahora que todo parece imposible
jugaremos a los acertijos.

Al alba nos vemos a ciegas
cuando la luna cuente sus historias
levantaremos las cejas y la falda de sus sonrisas.

Entre la tierra y el infinito
camino pegado a tus versos aún no escritos.-

el vecino del 4º

posdata:  si...siempre si...